8 sept. 2017

Mi segundo parto sin final feliz

Todo empezó en las primeras semanas, al poco de hacerme el test. Empece a manchar y como no cesaba, aunque si que es cierto que no iba a mas, decidimos ir a urgencias.
Me hicieron una eco y se vio solo el saquito, y me puse en lo pero, ya que no cuadraba nada la fecha de ultima regla  con lo que se veía en la eco.
Por lo tanto nos citaron a la semana siguiente para ver si había evolucionado aquello o realmente no había nada. Me mandaron progesterona y a esperar toda esa semana.
Paso la semana y llego el día de repetir ecografia, y ahí estaba, nuestro bebe con su corazoncito latiendo a todo galope. No pudimos escucharlo ya que era super chiquitin, pero si lo vimos parpadear en la pantalla.
Todo estaba marchando.



Continué con la progesterona y parecía que el sangrado cesaba, ademas ni siquiera me cogí la baja en el trabajo y no parecía ir a mas. Es mas casi desapareció el sangrado.
Por lo tanto llegamos a la eco de las 12 semanas, que dio la casualidad que estaba de una semana menos, ya que como he dicho mi regla no cuadraba nada con el tamaño del bebe cuando lo vimos en la primera ecografia.
Por lo tanto lo vimos con 11 semanas, le oímos su corazón, lo vimos moverse y parecía estar todo super bien.
Nos citaron a la semana siguiente que ya estaría de 12 para medir bien todo y saber si tenia riesgo alto o bajo en las posibles enfermedades.
Y así fue, de 12 semanas volvimos a ver a nuestro precioso bebe, sano, con pulsaciones normales, medidas acorde con las semanas modificadas, creciendo como tocaba, pliegue nucal que daba riesgo bajisimo, placenta normal y bien.
Vamos un bebe sano y creciendo como tocaba.
El sangrado había cesado y me quitaron la progesterona ya que comentaron que mas aya de la semana 12 no hace falta.

Pero aquí empieza todo otra vez. Hago las 13 semanas y vuelvo a sangrar, esta vez rojo y mas abundante que las otras veces, y nos asustamos y fuimos a urgencias otra vez.
Mismo procedimiento y cuando nos pasan a la consulta de ginecologia vemos a nuestro bebe, sano, sin hematomas por ningún lado, ni nada que hiciera sospechar de que algo iba mal.
El sangrado no sabían decirme, pero como era menos que una regla, esta vez me trataron un poco como de histérica primeriza.
Me mandan a casa reposo relativo y a confiar que todo vaya bien.
Al mandarme reposo voy a mi medico y me hago la baja, ya que en mi trabajo no paro quita y estoy de 6 de la mañana a una del medio día sin parar.
Pasa semana y media desde que me cogí la baja y un día antes de hacer las 15 semanas vuelvo a sangrar bastante mas, vamos como una regla. así que oootra vez a urgencias.
Todo sigue bien, cervix bien, cerrado y posterior, bebe bien, ningún hematoma por ninguna parte y para casa pero con reposo absoluto.
Me paso toda esa tarde y todo el día siguiente sin levantarme de la cama, todo me lo traían a la cama, comida, desayuno, tenia el portatil, la tablet, el movil, el mando de la tele, y todos los cargadores cerca para no moverme.
Y el martes, dos días después de mandarme el reposo absoluto, habiendo visto a nuestro bebe bien, de madrugada me dan contracciones.
En una de las que ya digo uy, esto es seguido y ya duele, despierto a mi chico, se lo digo, nos quedamos pensando unos segundos, el va al baño y a mi me dan un par de contracciones mas, y cuando vuelve a la cama me da una contracción y pop! se rompe la bolsa y mojo toda la cama.....
Ya no había marcha atrás, mi bebe se ha quedado sin liquido y yo estoy de parto.
Vamos a urgencias me entran enseguida, pero aun así se toman su tiempo en ponerme una vía, en hacer lo que tuvieran que hacer, pero a mi se me hacia eterno, incluso me daba la sensación que pronto tendría ganas de empujar.
Vamos a la consulta de la ginecóloga y cuando me tumbo en la camilla y empieza a ponerme el especulo para verme el cuello del útero salio mi bebe disparado.......
Todo había terminado. Ya no estaba embarazada, mi bebe había muerto.
Le dije que quería verlo, que me lo enseñara, que tenia la espinita de mi otro bebe que no quise verle.
Y así fue, nos lo enseño y ademas como no sabíamos todavia su sexo le pregunte y era un niño, un niño ya formadito, con sus manitas y sus piececitos, su carita bonita, su naricita.... su todo.

Todo había terminado, faltaba que saliera la placenta y me administro unas pastillas para acelerar el proceso e intentar evitar un legrado. Nos llevaron a una sala de paritorio, pero acabo decidiendo que mejor nos subía a planta y estaríamos mas tranquilos, y que en un par de horas miraria a ver si salia la placenta.
No se ni cuanto rato paso, pero aquello no salia, y parecia que elcuello del utero estaba ya algo menos dilatado y no dejaba salir nada. Asique al quirofano y legrado.


Ya os contare detalles del legrado y de como fue todo despues, de como se lo dijimos a la familia y esas cosas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario